Cometa 36. LA PAZ COMIENZA CON UNA SONRISA

Miles de neuronas se pierden en nuestro cerebro cada día. Pero una neurona no es nada frente al arsenal de miles de  millones de neuronas con el que el cerebro cuenta para regenerarse. Cada día somos una nueva persona.  Pero cada día seguimos pensando y haciendo lo mismo de siempre. Se requiere de una ciertaSigue leyendo “Cometa 36. LA PAZ COMIENZA CON UNA SONRISA”