El ambiente nos emociona

Un color, un olor, un cuadro, una fotografía, una ventana iluminada son estímulos que nos evocan recuerdos, vivencias y momentos especiales y con ellos, emociones. Decorar nuestra casa, espacio de trabajo o eventos de nuestra vida es parte de nuestra salud emocional. Una mente ordenada, equilibrada, inspirada y pacífica, requiere de un ambiente ordenado, inspirador, tranquilo… la decoración de nuestra casa refleja nuestra personalidad.   Sandra Carrasco Rojas, especialista en decoración y directora de DesmarkArte, nos comparte ideas sencillas para emocionar nuestros ambientes.

unnamed
Sandra Carrasco Rojas, con una de sus creaciones decorativas.

Decorar para emocionar

La decoración debe ser alegre, original y sostenible.  Los objetos son parte de nuestra vida, antes de colocarlos en nuestra casa u oficina hay que observarlos y tener claro si las emociones que nos provocan las queremos tener en nuestro entorno, o no. Es importante eliminar lo que no es de nuestro estilo, lo que nos incomoda, lo que nos trae malos recuerdos o desentona.  Y a partir de ahí creamos nuestro espacio con sentido y conexión.

Un ambiente alegre e inspirador.

 Las personas tenemos necesidad de estar en espacios alegres, tranquilos e inspiradores. La neurociencia afirma que estos espacios generan más conexiones neuronales y mejoran nuestras emociones.  “Si hablamos de un espacio alegre, tranquilo e inspirador, hablamos de un espacio donde hay plantas y flores vivas.  Donde se usan los materiales naturales que equilibran nuestras emociones y respetan el planeta. También se usan materiales reciclados por nosotros mismos, que dan personalidad y originalidad a nuestro ambiente. Un ambiente tranquilo requiere también de orden e higiene, libre de cosas innecesarias”, nos explica Sandra.

DSC_0134.JPG
Foto Desmark-Arte

El color de la emoción.

El color nos define, es una elección muy personal. Pero hay una base que es importante seguir a la hora de colorear nuestro ambiente. Sandra recomienda no usar más de 3 colores. Y añade “Si quiero darle una aire fresco al ambiente o vivo en clima cálido uso colores fríos como el verde y el azul, si quiero dar calidez a mi ambiente o vivo en un clima frío, uso el rojo, el naranja y el marrón. Los colores neutros, como blanco, bronce, ceniza, arena y negro, son acertados siempre, y nos aportan serenidad y calma”. Hay que elegir los colores según el estado emocional o la funcionalidad de la sala, por ejemplo. El Rosa inspira un ambiente de dulzura, es un color femenino. El rojo es acción pasión, calidez, y atrevimiento.  El Naranja representa la vitalidad y la creatividad y el amarillo es la luz del sol. El verde es de la naturaleza y es calmante y equilibrado. Los azules, se asocian a espacios serenos, calmantes y reflexivos. Los colores Violetas son estimulantes y más azulados son refrescantes y espirituales.

DSC_0071.JPG
Foto Desmark-Arte

LUZ para la vida

Emocionalmente, la iluminación afecta a nuestro ritmo biológico. La luz del sol estimula el ánimo y el rendimiento. Lo ideal es tener luz natural, sin exceso. La luz natural estimula la actividad. Crea espacios transparentes, permite ver los colores como son en realidad. Genera un efecto positivo y de libertad. La luz cálida da sensación de calidez, relajación, armonía y cercanía. Eleva el ánimo y es ideal para reuniones de amigos.  Y la luz fría es como la luz natural de la mañana, es estimulante e incrementa la actividad y el movimiento.

Decoración de eventos

Hay eventos que se recuerdan toda la vida. La decoración de un evento nos inspira a quedarnos y disfrutar de él, o a salir rápido. El consejo de Desmark-Arte es la conexión. “Lo ideal es que todo tenga conexión desde  las servilletas y manteles, las cortinas, hasta la iluminación, los colores y las flores, todos los elementos en una sintonía con la actividad que se celebra, aseguran el éxito.” Nos dice Sandra.

dsc_0183
Foto Desmark-Arte

Decorar para los niños.

La celebración de un cumpleaños supone una experiencia emocional intensa para los niños y las niñas.  “Si hablamos de niños, hablamos de energía, alegría, movimiento, juegos, travesuras. Los niños quieren divertirse, inventar, crear, moverse. Hay que dejarles espacio. No sobrecargar de mesas, sillas, ni artículos decorativos. Si en la fiesta hay comida, es mejor  ponerla en una mesa larga apoyada en una pared. La comida debe ser sana y fácil de comer con las manos. Los elementos decorativos deben ser alegres, naturales, creativos, reutilizados. Los vasos, platos y el mantel pueden ser de colores, pero ojo!, no usar azul para el niño y rosa para la niña, ¡es tan aburrido! Añadir algunas luces que animen y siempre una música que inspire, pero no excitante. Si hay exceso de decoración, de colores, de ruido y de alimentos azucarados los niños y los adultos nos enloquecemos! Espacios libres, inspirados y visualmente bellos son perfectos para los niños.” Concluye Sandra.

Contacto.

www.desmark-arte.es / info@desmark-arte.es / Facebook: @desmark.arte / Instagram: @desmark.arte / 678 922 96      

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s